viernes, abril 23, 2010

SAMARANCH

Ha muerto un fascista que usurpó el movimiento olímpico y prostituyó sus ideales. Protegió la corrupción y el nepotismo. Prototipo de chaquetero. Probablemente el último fascista europeo que hasta el final mantuvo una falsa respetabilidad.

Personaje nefasto.