domingo, marzo 08, 2009

ULSTER. EUZKADI.

El terrorismo no descansa nunca. Ayer mataron a dos soldados británicos en el Ulster. Parece ser que fueron agentes incontrolados opuestos al proceso de paz. En Gran Bretaña saben que estas cosas pueden suceder, procesos tan sangrientos como los que se han vivido allí durante tantos años no se terminan de la noche a la mañana. Siempre quedan flecos. Pero perseveran y, unos y otros, ignoran a estos rescoldos del terrorismo todavía no apagados y siguen mirando adelante. Al final, seguro que acaban saliendo.

Deberíamos aprender la leccion en España. Cada muerte violenta es un drama humano pero lo cierto es que ETA ya no existe. Los que hemos vivido años de decenas de muertos deberíamos sostener esta afirmación. ETA como organizacion política violenta hace ya algunos años que se la puede dar por desaparecida.

Los restos criminales, mafiosos, asesinos, extorsionadores que hoy vemos son eso, restos de criminalidad, dificil de erradicar, pero nada tienen de organización política con implantación social.

Algunos apoyan a ETA, ¿cuantos lo hacen por miedo?. Italia es otro ejemplo, las mafias del sur no dejan de ser rescoldos criminales de un estructura política anterior que ya no existe.

Por eso nuestros políticos deberían comenzar a olvidarse de ETA y dejarla en manos de la policia. Deberíamos saber que dificilmente se acabará del todo con esa organización, pero su capacidad operativa ha llegado al mínimo y, desde luego, debería requerir menos esfuerzos que la lucha contra el crimen organizado, la seguridad ciudadana o los accidentes de tráfico. ETA es "solo" ya un problema de orden público, hace ya mucho que dejó de ser un problema político.

Le pese a quien le pese, tanto los que dicen oponerse frontalmente a ETA, como los tibios, como los que quieren negociar, com los que la apoyan, etc, etc, etc, están haciendo un uso partidario y mezquino de un hecho, que a los ciudanos preocupa, pero que ya no es su principal problema.

Dejemos trabajar a la policia, son profesionales y saben actuar contra los criminales, de todo tipo. Los políticos, aficionados a todo y maestros de nada, hacen tanto daño como el que le hacen a la economia, a las obras públicas o la ciencia cuando deciden que allí es necesaria su mano para que las cosas funcionen.

1 comentario:

Diego Zamora dijo...

Gran post Pedro. Me gusta mucho la expresión ETA ya no existe. Si asumimos eso el resto es ponerse a trabajar.