miércoles, enero 14, 2009

MANTENELLA Y NO ENMENDALLA

Es propio de extremistas, talibanes y gentes poco reflexivas mantenerse en sus trece sin dar margen a las razones de los demás. Mira tu por donde que tenemos uno de esos en el gobierno de la Generalitat de Catalunya: el consejero de interior. Había insinuado hace algunos días el consejero Nadal de flexibilizar los límites de velocidad en los accesos a Barcelona, si, como parece que sucederá, la limitación variable en función del tráfico, que esta en pruebas, funciona adecuadamente. Inmediatamente saltó el susodicho negando cualquier posibilidad a dicha flexibilidad. ¿Que otra cosa podríamos esperar?. 

No es solo esto, este señor, inventor del "pijocomunismo", nos suele obsequiar a los catalanes con decisiones incomprensibles e injustificadas y, miedo me da pensar que algún día, Dios no lo quiera, tenga que enviar a los Mossos d'Esquadra a intervenir con contundencia ante un desorden público serio.

Y pensar que en alguna ocasión ha tenido mi voto... que error, que inmenso error. Me arrepiento de ello,... ¿obtendré el perdón a tamaño pecado?