sábado, mayo 31, 2008

PERSONAJES DE LA TRANSICION: LEOPOLDO CALVO-SOTELO

Hace unos días murió Leopoldo Calvo-Sotelo, fue poco popular, no era simpático y eso en política se paga caro. No se si la gente recuerda su gobierno, pero hizó muchas cosas, probablemente el que más en tan poco tiempo. Su antecesor, Adolfo Suarez, y su sucesor, Felipe Gonzalez, eclipsaron su figura.

Calvo-Sotelo creó UCD, por encargo de Suarez, pero lamentablemente dicho partido se autodinamitó en 1982. Tal vez había cumplido su misión. Después de eso Calvo-Sotelo desapareció de la primera línea politica, lástima.

Presidió el gobierno después del golpe del 23-F y finalizó su mandato arrastrado por la ola socialista de 1982. En ese tiempo, se aprovó el divorcio, entramos en la OTAN y se colocaron las bases para la entrada en la UE. Gran labor en época de convulsión política y crisis económica profunda.

Calvo-Sotelo era discreto, intelectualmente mucho mas preparado que cualquier otro presidente anterior y, desde luego, posterior. Hablaba varios idiomas y era Ingeniero de Caminos.

Recuerdo una conferencia que vino a dar en la escuela de caminos de Barcelona allá por el año 1985, en vivo y en corto era mucho más humano y simpático de lo que parecía. Fue una conferencia interesante sobre la política y sobre la vida. Mantuvo que el desarrollo del país hubiera sido mucho mayor si más ingenieros de caminos hubieran sido presidentes del gobierno (solo Praxedes Mateo Sagasta y él mismo lo fueron), lo dijo con humor no con soberbia, pero seguramente lo creía. Seguramente se refería a ingenieros de caminos que ya no existen, los de hoy son borreguiles, adocenados y apabullados por cualquier político, siempre la voz de su amo, incapaces de mantener su criterio técnico frente a cualquier chiquilicuatre. Vamos, ideales para presidir el gobierno o hasta la escalera de su casa. Una pena.