sábado, mayo 31, 2008

CADA DIA ALUCINO MAS

Tokio. (Reuters/EP).- Intrigado por la desaparición de alimentos de su cocina, un japonés de 57 años decidió colocar una cámara oculta y descubrió a una mujer que vivía en un armario de su casa desde hacía meses, según informaron los medios locales.

El hombre, desempleado de la ciudad de Fukuoda, en el sur de Japón, llamó a la Policía el pasado miércoles cuando la cámara envió imágenes a su teléfono móvil de una intrusa en su casa mientras él estaba fuera. 

Los agentes llegaron a la casa y encontraron a una mujer de 58 años que se había instalado en un armario que el hombre no utilizaba. Dentro guardaba un colchón y botellas de agua. La Policía sospecha que llevaba viviendo allí varios meses. 

Según el periódico 'Nikkan Sports', la mujer le dijo a la Policía que "no tenía ningún sitio donde vivir", pero a pesar de todo fue detenida.