viernes, marzo 21, 2008

ROMPER LA HORA



Siete de los nueve pueblos de la Ruta del Tambor y el Bombo ya han roto la hora, los habitantes del Bajo Aragón turolense contribuyen al estruendo que caracteriza a la Semana Santa en Aragón.

Fue el cineasta Luis Buñuel, natural de Calanda, quien un Viernes Santo tocó el tambor en París y dio a conocer al mundo esta tradición que cada año concentra en los pueblos del Bajo Aragón a miles de tocadores de bombos y tambores y a decenas de miles de turistas.

A las doce en punto de la noche las plazas de Híjar, Alcorisa, Urrea de Gaén, La Puebla de Híjar, Samper de Calanda, Andorra y Albalate del Arzobispo han estallado en un ruido ensordecedor, ya se ha dado la señal convenida.

Después los tocadores se dispersarán en cuadrillas y no dejarán de tocar hasta que concluyen las procesiones de la tarde del Viernes Santo. Durante toda la noche se establecerán "duelos" entre los grupos para ver quién rompe antes el ritmo del "contrincante".
A las 2:00 horas en Híjar se celebra la procesión de los Despertadores, con los cánticos de los "rosaieros" y con pasos de Cristo orando en el Huerto y Camino del Calvario, ante cuyo paso los bombos y tambores sí que guardan silencio.

En Calanda la hora se rompe a las doce del mediodía del Viernes Santo. Miles de calandinos con sayas moradas aguardarán a que el alcalde y sus invitados -en esta ocasión el cineasta Carlos Saura y Asunción Balaguer y Liberto Rabal, viuda e hijo de Paco Rabal- den la señal golpeando un gran bombo construido en 1973.

Será en ese momento cuando el silencio deje paso a un estruendo que llegará a alcanzar los 120 decibelios.

Ante la previsible masiva afluencia de visitantes la Guardia Civil ha desplegado un amplio dispositivo para controlar el tráfico, pero los atascos en los accesos al municipio están garantizados.

Es Alcañiz el único pueblo de la ruta que no rompe la hora, sino que los alcañizanos saldrán de sus casas a mediodía de mañana, ya tocando los bombos y tambores, para concentrarse en la Plaza de España.