viernes, febrero 29, 2008

LA EDUCACION

Un estudio publicado en Gran Bretaña concluye que el sistema educativo británico está cayendo en su calidad de forma inexorable en los últimos veinte años. La conclusión del estudio es que esto es fruto de la ingerencia política excesiva en la educación. Se ha eliminado la creatividad de los porfesores que se están convirtiendo en meros preparadores de examenes para sus pupilos.

¿No suena familiar?. La ingerencia política en determinados asuntos es negativa. La educación es uno de ellos. Los profesionales de la educación deben tener mucho que decir en el asunto. Son eso, profesionales. No todo el mundo puede hacer de todo y los políticos deben dar directrices, pero nunca ser ejecutivos. Ni en esto ni en nada.

Es tradición de los últimos tiempos el desprecio a la profesión pedagógica y, como todo en la vida, los profesionales están para algo.

La educación solo remontará el vuelo en  nuestro pais, o en cualquier otro, cuando se deje en manos de los que saben de ello. La creatividad de un profesor no tiene precio.