miércoles, febrero 06, 2008

DERECHO A OPINAR

Días pasado la Conferencia Episcopal española emitió una opiniones que, como ya refleje en este blog, me parecieron impresentables.  Después de ello ha habido una avalancha de críticas a dicha declaración. Las comparto, sin reservas. Pero además muchos han querido negar el derecho a opinar de los señores obispos. Ahí no estoy de acuerdo. El derecho a opinar es un derecho fundamental que no se puede cercenar.

Es fundamental en la democracia que los ciudadanos, incluidos  obispos, puedan decir, con respeto, lo que quieran. Otra cosa es que se les haga caso.

Abundando en otras cosas relacionadas con el tema, mi opinión es que el estado no debería financiar a la iglesia católica más allá de las subvenciones a las que todos tendríamos derecho por ejercer determinadas labores sociales, pero tampoco creo que la amenaza sea aceptable. Las palabras de algunos miembros del Partido Socialista sobre que "estos se van a enterar" son inaceptables. La Ley es la Ley y los acuerdos internacionales se deben cumplir otra cosa es que se puedan cambiar.