jueves, enero 17, 2008

EL MEJILLON CEBRA SIGUE SIN CONTROL


EFE.- El mejillón cebra continúa su propagación por la Cuenca del Ebro a pesar de las medidas de control que promueve la Confederación Hidrográfica para evitar la expansión de esta especie invasora, que provoca graves afecciones medioambientales y económicas.

Su rápida propagación hace "muy difícil" controlar todos los focos que aparecen a lo largo de la Cuenca, declaró la técnico del Área de Calidad de las Aguas de la Confederación, Concha Durán, quién señaló que "actualmente se conoce la presencia de ejemplares desde el embalse de Sobrón en Burgos, hasta la desembocadura".

Durán, quien participó en la Conferencia Europea "Especies Exóticas Invasoras" que se celebró en Madrid los días 15 y 16 de enero, manifestó que la erradicación del mejillón cebra es "imposible en aguas abiertas hasta que la ciencia no avance más".

La técnico que formó parte de uno de los grupos de trabajo dedicado a los ecosistemas continentales y a las masas de agua dulce, destacó varias líneas estratégicas a seguir para luchar contra la proliferación de estas especies.

En primer lugar, señaló la necesidad de diseñar protocolos de atención temprana que controlen la evolución del mejillón cebra desde su nacimiento hasta su exterminio, así como la creación de un Comité español especializado en especies invasoras.

A este respecto, Durán manifestó que el proyecto del Comité "ya existe pero le falta la dotación económica que lo haga realidad".

Otra de las consideraciones de Durán fue el impuso de una legislación comunitaria que regule todos los proyectos a nivel internacional y asegure que las aguas continentales estén limpias antes del 2015.

Por último, la técnico insistió en la importancia de la participación ciudadana en la lucha contra las especies invasoras, así como la apuesta firme por una educación ambiental para todos.