sábado, diciembre 08, 2007

¿JUZGAMOS DE FORMA GRATUITA?

Casi todos tenemos la mala costumbre de juzgar a los demás. Es curioso, establecemos juicios de valor con cuatro datos y una opinión. Juzgamos a los demás, juzgamos las cosas, juzgamos a otros paises. Solemos condenar además.

Es muy habitual el comentario sobre un determinado color o una determinada comida: es feo o es mala. No señor, lo correcto es decir: no me gusta. Esto último es respetable, lo primero es gratuito y reprobable.

Hacemos lo mismo con las personas y su comportamiento cuando muchas veces, ... casi siempre diría yo, desconocemos sus motivos.

En una cultura como la española, de raices judeo-cristianas, tendente al maniqueismo con el aderezo de cuarenta años de educación en valores de lo bueno y lo malo, estas cosas no se corrigen en unos pocos años de democracia, puede ser comprensible, que no aceptable, pero lo cierto es que es una costumbre de la humanidad. Los ingleses, los árabes, los franceses, los rusos, los alemanes y seguramente los asiaticos. Todos hacemos lo mismo.

Yo creo que deberiamos reflexionar y aprender a conjugar el verbo opinar y abandonar el verbo juzgar o, con más razón, el verbo condenar. Supongo que es dificil, pero deberíamos intentarlo.