lunes, diciembre 17, 2007

BALI

Parece que se ha producido un frágil acuerdo en la reunión de Bali a proposito del cambio climático y la necesidad de hacer algo. Es curioso, esta gente me recuerdan aquel viejo chiste de Eugenio, si, el del que va al médico y después de una exhaustiva revisión, le dice el doctor: tiene usted un problema de corazón, hagaselo mirar ¡eh!.

Pues eso, nos lo debemos hacer mirar. Se han reunido para acordar que algo se debe hacer.

No estoy muy seguro que esto del cambio climático sea tan dramático como dicen y me gustaría oir voces críticas que, basandose en pruebas científicas, no en opiniones, discutieran la validez de las conclusiones a las que se está llegando y que tan fervorosamente defiende el señor Gore. Pero, si todos están de acuerdo en que el cambio es real e inevitable, no puedo entender que nadie haga nada, más allá de buenas y vacias palabras.