jueves, noviembre 01, 2007

LA SENTENCIA DEL 11-M (II)

Ya hemos tenido ocasión de conocer la sentencia del juicio del 11-M. Nada que decir al trabajo de policia y jueces. Peor están los políticos, como siempre arrimando al ascua a su sardina, pero nada sorprendente por otra parte.

Los grandes derrotados, utilizando este lenguaje de carrusel deportivo que la prensa ha puesto de moda, yo creo que desde el lejano 23-F, donde las noticias se dan como quien narra minuto y resultado, los de la teoría de la conspiración.

No hace mucho leí un artículo en la prensa que daba cuenta de una investigación solciológica según la cual si tu red social supera un cierto número de personas (no recuerdo la cifra, pero era pequeña, del orden de diez), de forma indirecta puede establecerse una cadena que te relaciona con todos los habitantes de la tierra. Curiosa conclusión.

Viene esto a cuento por aquello de que si se investiga a fondo y se estira de algún cabo suelto que ha quedado en la investigación se acabará llegando a ETA y aun al propio partido socialista o a la policia o a... Si señores, si se estira del ovillo de forma conveniente podríamos llegar a cualquier habitante de la tierra. ¿Esto es lo que quieren? ¿Esto es lo que significa su clavo ardiendo de los puntos oscuros?.

Creo que cualquier crimen nunca se cierra del todo, si aparecen nuevos indicios la justicia los investigará, estoy seguro, y si no, parece probado que los condenados lo han sido con justicia y eso, tal vez no sea suficiente, pero es mucho.

Los acusados del 11-S ahí siguen pendientes de juicio. Por una vez nuestra justicia ha dado pruebas de diligencia. Lo cierto es que la ocasión lo requería.