domingo, noviembre 18, 2007

INACEPTABLE

Parece ser que Antonio Martinez Camino va ha ser nombrado obispo. Martinez Camino es jesuita y portavoz de la Conferencia Episcopal. Hasta aquí... nada. Lo curioso de la noticia es que Monseñor Camino es jesuita y los jesuitas no pueden ser miembros de la jerarquía eclesiastica salvo en paises de misión. En ello ha basado la decisión su principal valedor el cardenal fascista Rouco Varela.

En España, nos guste o no, es importante la acción de la iglesia católica. Se sea o no creyente la iglesia es un lobby a considerar. Por eso es inaceptable lo que Rouco ha dicho. Es un insulto al pais, a su gobierno y a sus ciudadanos.

Rouco debería ser expulsado del pais y desposeido de su nacionalidad. Este sujeto y lo digo como católico y creyente, es una vergüenza para España y para los católicos en particular. Es el principal defensor del impresentable de la radio y ahora... dice que España es un pais de misión. ¿Esta perseguida la religión? Por Dios, ya basta de tonterías, ya basta de curas dedicados a la política, de cardenales nostalgicos del antiguo regimen.

Todo esto es impresentable e inaceptable.