sábado, noviembre 03, 2007

DE ACUERDO CON PILAR RAHOLA

Estoy un poco sorprendido por estar de acuerdo con Pilar Rahola. Lo cierto es que desde que dejo la política activa dice muchas menos tonterías que antes y, en algunas ocasiones, cosas llenas de sentido común.

Hoy ha publicado un artículo en el diario ELPAIS con el que hay que estar de acuerdo. Comenta la sentencia del juicio del 11-M y con buen criterio critica le afán de todos de arrimar el ascua su sardina.

Recomiendo leerlo.

El PP, el PSOE y Pilar Manjón, presidenta de la asociación de víctimas del 11-M, pretenden que la sentencia diga muchas más cosas de las que dice y que busce responsabilidades más allá de lo que le corresponde a un juez. Se ha juzgado a unos personajes por unos hechos y se ha condenado a unos cuantos. ¿Que más queremos?. Eso es la justicia. ¿No?. Tampoco hay que olvidar que muchos de los autores materiales de la masacre murieron ocos días después en Leganes por lo que tampoco es tan sorpredente las aparentes  bajas condenas que han salido de este juicio.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es un magnífico artículo. Gracias por colgarlo. De todas formas, a mi no me extraña. Rahola hace mucho que escribe artículos que son incorrectos valientes e inteligentes. Para mi, es opinadora de cabecera incluso cuando no estoy de acuerdo.

Rafael del Barco Carreras dijo...

PILAR RAHOLA



Rafael del Barco Carreras



Introduciendo mi nombre en GOOGLE aparece entre las primeras etiquetas Pilar Rahola, su blog, con un inquietante y amenazador estribillo… “sería interesante investigar a Rafael del Barco Carreras”. Me inquieta tanto que desata mis irrefrenables ganas de escribir. Estoy hasta las narices de leer lo que consultado el blog ella atribuye a un comentarista, un tal García. Sin más asegura que miento, y tras pedir que se me investigue, se auto alegra de que por suerte mi peso mediático es nulo. Doña Pilar criba los comentarios, es decir, que aun suponiendo que exista es ella quien le da pie, por tanto es su parecer. “Nulo”, eso son los millones que no tenemos la suerte o desgracia de su celebridad. NADA, “no somos NADA”, solo formamos parte de la manada que pagamos su vida de charlatán.

No entra en comentar la serie de escritos, que ateniéndome al suyo de “Lo sabía toda Barcelona” sobre la larga carrera delictiva del Juez Luis Pascual Estevill y Juan Piqué Vidal (mis nefastos y corruptos abogados), dejé y dio entrada en su blog, sino que por su expresión pretende MATAR AL MENSAJERO. Por lo visto, ella puede escribir sobre esa GRAN CORRUPCION (dejando en el tintero la parte correspondiente a sus amigos), pero el resto de los mortales, y una de sus más sangrantes VICTIMAS, yo mismo, deben callarse, y ni hablar de arremeter contra los asociados de tan amorales personajes, sus propios Serra y Maragall, los del Grupo Z, y toda la zarabanda barcelonesa. Eso ni hablar, ¡a por él!.

¡Buen elemento Doña Pilar!, primero de ERC, Teniente Alcalde con Maragall, después con el Grupo Z, y sus apaños con sionistas, conferencias, y Televisiones (en todas, o sea, la Única), y ahora con la Vanguardia. Todos los que no quieren que yo haya existido, mejor dicho, que exista, recordándoles su corrupta historia.

¡No se preocupe Doña Pilar!, soy muy consciente de mi NULIDAD, y de que también los organismos públicos, que son de los pocos que entran en mi web con inquietante asiduidad, no lo hacen para reparar el daño sufrido sino para INVESTIGAR, y “empapelarme”, ¡cómo mínimo!.

Me advierten que no me meta con usted, que es muy vengativa. Pero debería aplicarse mucho, porque menos maricón me lo han atribuido TODO (la invención de pervertidor y golfo la repitieron hasta la saciedad), y denuncias falsas ya he toreado unas cuantas, con sentencias de absolución incluidas. Ocho años de cárcel, por culpa de sus “amigos”, repartidos en los últimos treinta, curten tanto, que sus amenazas son alaridos de chihuahua, o sea, NADA, y hasta me van bien porque me preparan para las de los que si pueden hacer daño, los triunfantes y enriquecidos en sus cargos públicos con la GRAN CORRUPCION.