lunes, octubre 01, 2007

PREMIER LEAGUE (8ª JORNADA)

La octava jornada de la liga de Inglaterra ha sido apasionante. Comenzó el sábado al mediodía y acaba de terminar hace menos de diez minutos con el último, y emocionantísimo partido en White Hart Lane. El Totenham retrasó el partido contra el Villa a la jornada de hoy para celebrar el 125 aniversario de la fundación del club con un partido en casa. El resultado final 4-4 ha llegado de forma sorprendente, a falta de veinte minutos el Aston Villa ganaba 1-4, la fiesta de los Spurs fracasada y el trabajo de Martin Jol en el alero. Dos fallos escandalosos del portero Robinson (¿cuando verán en Inglaterra que este portero es muy malo? ¿puede seguir siendo portero de la selección Inglesa?) les había condenado a una derrota casi segura. Al final ha habido una reacción del Totemham y ha conseguido el empate en el minuto 92. Han maquillado el resultado y han salvado la fiesta.

El resto de la jornada ha sido poco sorprendente, han ganado los primeros, incluido el Manchester City con poca brillantez, pero salvando los muebles.

El Arsenal aprovecho un gol tempranero de Van Persy y se hizo con el derby londinense frente al West Ham, el United volvió a ganar 0-1 y después de ocho jornadas ha conseguido cinco victorias con solo seis goles en total, todo un record. El Liverpool dejo su puerta a cero por quinta vez esta temporada, hecho que no conseguía desde hace treinta años. Los tres ganaron fuera.

El partido más espectacular de la jornada se jugo en Porstmouth que ganó 7-4 al Reading.

El Chelsea volvió a fallar, esta vez en casa ante el Fulham, en un derby histórico que había perdido interes en los últimos años por razones obvias, pero que parece que revive con la crisis del Chelsea. No debemos olvidar que el Chelsea nace como club al abandonar el Fulham Stamford Bridge y necesitar sus propietarios un equipo que ocupase su lugar. Desde entonces la rivalidad entre ambos ha sido extraordinaria.