miércoles, octubre 03, 2007

ESTAMOS OBSESIONADOS

Un restaurante tailandés en el que se prepara una potente salsa de chile casera ha provocado una alerta química en el centro de Londres. La policía ha acordonado los alrededores del establecimiento Thai Cottage, ubicado en el distrito del Soho londinense, el de los teatros y la vida nocturna, hasta que los bomberos han llegado al local y han forzado la puerta para entrar.

"Al principio se pensó que era una alerta química. Alguien notó un olor que creía que procedía de productos químicos. Así que fuimos allá, acordonamos la zona y ayudamos a la brigada de bomberos", ha explicado un portavoz de la policía.

Los bomberos, vestidos con trajes especiales, han derribado las puertas y han descubierto la fuente del olor: la salsa de chile nam prik pao del cocinero Chalemchai Tangjariyapoon.

El chef estaba desconcertado por el alboroto. "Estaba haciendo una salsa picante con chiles extrafuertes que se queman deliberadamente. Para nosotros, huele como chile quemado y es un poco inusual", ha afirmado el cocinero.

"Puedo entender que la gente que no es tailandesa no sepa lo que es. Pero no huele como los productos químicos", según el chef.