lunes, septiembre 24, 2007

PREMIER LEAGUE (7ª JORNADA)


La septima jornada de la Premiere ha resultado apasionante. La colvulsión que ha producido en la liga inglesa la destitución de Mourinho como entrenador del Chelsea después de empatar en casa con el Rosemborg noruego en la primera jornada de la Champions ha marcado la jornada.

La primera consecuencia ha sido la derrota del Chelsea frente al ManUnited en el partido más interesante de la jornada. La derrota entraba dentro de lo normal en enfrentamientos entre estos clubs, pero la imagen ofrecida por el Chelsea fue muy poco esperanzadora. El Manchester tampoco ofreció su mejor cara y ganó 2-0 con polémica ya que fue expulsado un jugador londinense y el segundo gol fue tras señalar un penalty poco claro. El Chelsea se descuelga de los primeros puestos y el United se engancha a la parte alta de la clasificación.

El Arsenal arrasó a Derby por 5-0 con Cesc otra vez como estrella del equipo. El Arsenal está teniendo un inició brillante, Arsene Wenger sabe que esto es lo mejor para un equipo en formación como es el Arsenal y lo está convirtiendo en alternativa real quiza demasiado pronto. El Arsenal es un equipo de futuro que comienza a ser una realidad.

El Liverpool volvió a pinchar y eso es preocupante en esta liga de tres puntos, el segundo empate a cero consecutivo frente a un rival mediocre como el Birmingham City que seguro que acaba pasando apuros para mantener la categoría.

El Manchester City empató a tres frente al Fulham en Londres y mantiene su condición de alternativa aunque ya es superado en la clasificación por sus vecinos de Manchester.

Nueva decepción de los Spurs en el segundo partido de los seis que han concedido a Martin Jol para enderezar el rumbo. Las cosas no están nada claras para el Totemham.

Por abajo el Derby County suma y sigue, esta semana 5-0, mejor que hace quince dias que fueron 6-0 pero en cualquier caso poco esperanzadores resultados. Junto a ellos está el Bolton Wanderers que tampoco paso del empate.

Para terminar un comentario sobre los últimos rumores que apuntan a que Roman Abramovich, el millonario propietario del Chelsea, quiere hacerse cargo de la dirección técnica del equipo. Puede ser el principio del fin. Un nuevo Piterman, esta vez en el futbol inglés y con un equipo puntero. Habrá que estar atentos.