domingo, septiembre 23, 2007

CESC FABREGAS

Es curioso ver como es suplente de la selección española de futbol el que en estos momentos es considerado el jugador más en forma de la liga inglesa. Que un jugador como Cesc no esté jugando con España solo podría obedecer a que no encaja en un equipo brillante. Lamentablemente no es el caso. España no es brillante, sus jugadores son mediocres y su seleccionador está acabado.

Luis Aragones ya solo tiene pasado. La selección española no tiene un plan y el presidente de la federación une las presunciones de corrupción a su sabida estupidez.

Mientras tanto Cesc muestra la mejor cara del futbol  en los campos ingleses.