domingo, agosto 12, 2007

VENEREO

Proviene del nombre de Venus, la diosa romana del amor y del sexo. La palabra llegó a nosotros a partir del adjetivo latino venereus, referente al placer o a la relación sexual, para la cual el inglés adoptó venereal en el siglo xv. También ‘venerar’ y ‘viernes’, así como el nombre del más brillante de los planetas, Venus, tienen origen en el nombre de la diosa romana del amor, que para los griegos es Afrodita, pero los ecos de esta última en nuestra lengua debemos buscarlos en ‘afrodisíaco’.

En Roma, la familia Iulia, a la que pertenecía Julio César, pretendía descender de una unión de Venus con Eneas. (Ver afrodisíaco y latino)