martes, agosto 14, 2007

INFRAESTRUCTURAS, POLITICA Y POLITICOS

Pero , ¿como se pueden decir tantas tonterías y quedarse tan ancho?:

Nadal ha dicho que "hasta ahora la Generalitat no tiene la gestión directa de Cercanías, nos informan de lo que pasa, pero no podemos intervenir", y ha asegurado que, "cuando la Generalitat entre en este organismo, esto cambiará y será una preparación para cuando Cataluña asuma el traspaso de esta red de ferrocarril".

Es muy cierto que Catalunya tiene un importante déficit de infraestructuras, seguramente no mayor que Valencia, Madrid, Aragón o cualquier otro lugar de España que mencionemos. Es justo que se reclame una mejora de las mismas, es una de las obligaciones de los gobiernos regionales, reclamar lo mejor para su comunidad.

Pero que no trate de engañar a los ciudadanos, lo normal es que la gestión de estas infraestructuras sea parecida a la actual. Si están mal gestionadas es porque los responsables de hacerlo no son suficientemente competentes y no porque las gestione el Estado, la Generalitat o el Ayuntamiento.

Todas las administraciones intentan acertar en la gestión de sus competencias y no siempre lo consiguen. Cuando estas infraestructuras dependan de la Generalitat podrán estar mejor, igual o peor, pero no debemos pensar que algunos están tocados por una varita mágica que hace que aquello que ellos gestionan está mejor.

Es manifiesto mi rechazo a los sistemas de gobierno no centralistas, el sistema de España no me gusta y siempre me he declarado admirador de Francia en este aspecto.

A pesar de todo aceptando lo que tenemos, declaraciones como las del señor Nadal no son de recibo porque además de no ser ciertas generan crispación. Y de eso ya estamos abstante sobrados.