martes, julio 24, 2007

MENTOR

En 1698, el marqués François de Fénelon (1651-1715) fue nombrado preceptor de los tres hijos del Gran Delfín de Francia, uno de los cuales era el duque de Borgoña. Como se trataba de un chico difícil, Fénelon escribió para él una historia titulada Aventuras de Telémaco (1699), sobre el hijo adolescente de Ulises, que había emprendido una expedición para hallar a su padre y librar así a su madre, Penélope, de los pretendientes que la asediaban. Como Telémaco era muy joven, en la narración de Fénelon, la diosa Palas Atenea toma la forma del anciano Mentor, que acompaña al heredero del reino de Ítaca, lo guía y aconseja.

El nombre griego del anciano amigo de Ulises, Mentor, proviene de la raíz indoeuropea men- (pensar, meditar, que en español también está en 'mente', 'mención' y 'memoria') y fue adoptado primero en inglés y luego en otras lenguas para referirse a una persona de cierta edad que guía y orienta a otra más joven.