domingo, julio 08, 2007

MAMMA MIA


Al caer la tarde, ya cansado de tanto trajín, me fui a ver Mamma Mia. Un mágnifico musical. No tiene la espectacularidad de "El Phantom" o de "Spamalot" ya que la escenografía es sencilla y no tiene música en vivo, pero a cambio, como sucede en España con "Hoy no me puedo levantar" todo resulta muy familiar, sobre todo a gente de mi edad.

La música, en su día decíamos que no nos gustaba, es la que todos conocemos y, por supuesto, trae a la cabeza muchos recuerdos. La historia es sencilla y fácil de seguir. Los actores son magníficos, eso si, y representan una obra llena de humor, a veces hilarante, de forma muy atractiva. Son buenos actores y sensacionales cantantes.

Al final premian al público con algunos bises y con algunas canciones de ABBA no incluidas en la obra. Todo muy entrañable con el público entregado.

Recomendable, con reparos para los muy jóvenes.