jueves, julio 19, 2007

JACQUES CHIRAC. NAPOLEON. BAILEN. 19 DE JULIO, FERRAN TORRENT

Hoy es día 19 de julio, en esta fecha se commemora el aniversario de la batalla de Bailen, primer revés del ejercito de Napoleón en nuestra celebrada guerra de la Independencia. Es curioso pero desde Trafalgar esta y la guerra contra EEUU por la independencia de Cuba son las únicas guerras libradas por el ejercito español contra ejercitos extranjeros. No voy a hablar de Bailen porque ya he leido algo hoy sobre el tema y a ello remito a quien quiera mayor información.

Pero no estoy aquí para hablar de los franceses en el sentido bélico sino en el de un país admirable en muchas cosas... en otras no tanto por supuesto.

Hoy también es el día en que la justicia francesa ha citado al ex-presidente Chirac a declarar por las acusaciones de corrupción que pesan sobre él desde hace tiempo y que la immunidad presidencial ha impedido juzgar hasta ahora.

Dice el refrán "Que nunca es tarde si la dicha es buena" y en Francia, con mucho retraso, por fin se podrá saber si existen pruebas contra el señor Chirac y si finalmente es condenado.

Deberíamos fijarnos en ello en vez de tanto intentar juzgar a ex-dictadores sudamericamos, que conste que el intento merece un aplauso, pero a veces cabrea este intento de barrer el patio del vecino cuando tenemos el nuestro como lo tenemos.

Debe hacer ya tres años de lo del 3% en el Parlament de Catalunya y aquí estamos sin que pase nada. No quiero hablar de los casos evidentes de financiación irregular de partidos politicos y de otras bagatelas que la prensa ha publicado y que en caso de ser mentira merecerían que el autor de la información diera con sus huesos en la carcel. Sin embargo no pasa nada.

Siempre he tenido la esperanza de que nuestro sistema politico acabará regenerandose. Pero cada día dudo más que sea así. Hemos vivido la alternancia en el poder y ni por esas. La sensación que tiene el ciudadano es de que unos a otros se tapan sus vergüenzas esperando que llegue su oportunidad.

En este sentido es muy recomendable la lectura de la trilogía de Ferrant Torrent compuesta por:

"Societat limitada": Radiografia impecable i implacable de Valenncia, Societat limitada es la dissecció novel.lada duna ciutat on les aliances i les traicions mès inesperades no deixen de ser una estricta rutina. I si no que li ho diguen a Francesc Petit , secretari general dun partir polí­tic -el Front- que sembla a punt daconseguri representació parlamentària desprès d'anys incomptables dostracisme o a Juan Lloris , un destacta empresari de la construcció que, deixat de banda pel poder valencià, manté l'obsessiva esperança dasolir algun lloc de prestigi, com ara la presidéncia de la Cambra de Comérç .

"Especies protegidas" explora temas muy próximos a nuestra realidad más reciente: un ex constructor fija su nueva obsesión vital en llegar a ser alcalde de su ciudad, y para ello no reparará en gastos, empezando por las maniobras sucias para hacerse con el control del principal club de fútbol y así utilizarlo como trampolín mediático para llegar a la alcaldía.

"Judici Final": Un irlandés arriba a Valencia disposat a liquidar l'home més perillos de la ciutat, des del punt de vista polí­tic: Juan Lloris. Les sospites de Lloris respecte de la seva actual persona de confiança, li faran contractar un desenganyat professional de la investigació que esbrinara moltes més coses de les que esperava. Mentrestant, dins l'àmbit terbol de la polí­tica, l'incombustible F. Petit continuara exercint de funambul i els partits majoritaris establiran una aliança inesperada per sobreviure als temps hostils. Alhora, dos exmercenaris, G. Zacharie i J.L. Denaville, veuran truncada la seva existencia clandestina a les afores de l'urbs amb consequencies imprevisibles.
Se trata de unos libros de lectura deliciosa y que en los tiempos que corren a más de uno le resultarán familiares. Hemos comenzado hablando de Bailen y hemos terminado hablando de literatura valenciana. Esto se llama eclecticismo, pero creo que merecía la pena.