viernes, junio 22, 2007

MANCHESTER CITY

Ayer se hizó con la propiedad del popular club de fútbol un millonario tailandés cuyo nombre soy incapaz de repetir. Se trata de un antiguo primer ministro de Tailandia, depuesto por corrupto por los militares. Creo que a su lado Piterman o Jesús Gil serían angelitos.

El futbol inglés se está llenando de personajes de este tipo que aprovechando sus fortunas, ganadas más o menos honradamente, se compran juguetes caros que además puedan satisfacer su megalomanía.

Aquí millonarios rusos o americanos ya ha comprado el Chelsea, el Liverpool, el Manchester City y el Manchester United, el Leeds United (que ya está intervenido judicialmente y relegado a la segunda división por irregularidades económicas) y seguramente otros clubs que no conozco.

En España cada vez es más habitual que esto suceda, pero lo curioso es que aquí están cayendo en manos de estos personajes los clubs más importantes del país.