sábado, julio 01, 2006

ZAPATERO Y LA SUERTE

Son muchos los que adjudican a Zapatero una buena suerte proverbial. Algo de eso hay. Pero también una voluntad inquebrantable. Me gusta Zapatero. No estoy de acuerdo con muchas de sus acciones, pero admiro su voluntad y los riesgos que asume para alcanzar sus objetivos.

He leido hoy un artículo de Lluis Foix en La Vanguardia que me ha gustado. Da que pensar y eso es bueno.