sábado, marzo 18, 2006

DIA DE BOTELLÓN

Ayer se convoco en toda España un botellón multitudinario. La gente se asusto, los acontecimientos de Francia daban miedo. Pero aquí la fiesta iba de otro palo.

Reflexionando sobre ello creo que pueden hacerse dos lecturas, como de casi todo.

La positiva es en la linea de considerar que el país es optimista, vivimos bien y queremos divertirnos, nos va la fiesta y después de lo de ayer tampoco hay que lamentar incidentes reseñables. Somos gente civilizada.

La otra lectura, la negativa, tiene más que ver con el contenido de estas macrofiestas. Es hora ya de decir que no podemos seguir basando la fiesta en el alcohol, por no decir otras drogas. No podemos seguir hablando y defendiendo una supuesta cultura del beber porque eso es otra cosa.

España va camino de tener un problema de salud publica. Las estadísticas que se manejan son preocupantes y las familias deberían pensar que pasa con sus hijos.