domingo, enero 15, 2006

VARIANTE DE ALCAÑIZ

La manifestación que convocó a más de 3.000 personas el viernes por la tarde en Alcañiz para exigir mejoras en las comunicaciones y en el tráfico fue interpretada por todos como un "toque de atención a las Administraciones", de cara a agilizar las demandadas infraestructuras en el Bajo Aragón.

La coordinadora de asociaciones vecinales, que organizó este acto multitudinario de protesta, adelantó ayer además que, a partir de ahora, vigilará el cumplimiento de los compromisos adquiridos y "si las obras de la variante no comienzan este trimestre, a partir del 1 de abril habrá que pedir responsabilidades y endurecer nuestras reivindicaciones".

Ángel Tremps, presidente de la asociación de vecinos del barrio de Viveros, aclaró que la manifestación tuvo como objetivo "mostrar el respaldo del pueblo a las fuerzas políticas", aunque recalcó que "seguiremos estando pendientes de las promesas porque en caso de que no se cumplan, organizaremos otra movilización".

Planes de Fomento

El Ministerio de Fomento comunicó su intención de iniciar la construcción de la circunvalación durante los tres primeros meses de este año, proyecto que sería ejecutado por la recién creada Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre (SEIT) con una inversión de 22,6 millones de euros.

Entre los asistentes a esta protesta ciudadana, se encontraba el alcalde de Alcañiz, Carlos Abril (Partido Popular), quien calificó el acto como "un toque de atención a todas las Administraciones" entre las que, según dijo, se encontraba tanto el Gobierno central y Ejecutivo autónomo como la Diputación Provincial de Teruel y el Ayuntamiento de la localidad.

De hecho, entre las peticiones reclamadas por la coordinadora, se encontraba no sólo la ejecución de la variante y del desdoblamiento sino también el arreglo de las carreteras a Valmuel y Puigmoreno o mejorar la seguridad en los pasos de cebra y el asfaltado de las calles del caso urbano de la capital del Bajo Aragón.

Entre las actuaciones todavía pendientes, se encuentra también la ampliación de la calzada del estrecho puente de acceso a Alcañiz. Se trata de uno de los puntos más complicados para la circulación, que, según el calendario previsto, debería comenzar a realizarse este mes, al igual que la construcción de tres rotondas a lo largo de la travesía de la Nacional 232.

Para el portavoz socialista, Ángel Lacueva, "la manifestación fue una muestra de apoyo a las obras que va a hacer el Gobierno central", en referencia a la variante y al desdoblamiento, aunque reiteró que "no era el momento más oportuno".

Protesta "necesaria"

Amor Pascual (Izquierda Unida) calificó de "éxito" esta protesta popular que, añadió, "era necesaria". "Esta manifestación se podría haber convocado hace quince o veinte años" pero "la sociedad alcañizana ha empezado recientemente a movilizarse y a salir a la calle", djio antes de añadir que lo que reflejan estas movilizaciones es una "actitud más democrática y libre".

Desde el PAR, Eduardo Querol mencionó que "cualquier manifestación siempre es un toque de atención hacia la política". José Miguel Díaz (Chunta Aragonesista) añadió que "es el punto de partida de una nueva etapa para solucionar el problema del tráfico".

También Víctor Angosto, presidente comarcal del Bajo Aragón, coincidió también con los anteriores al señalar que "fue una llamada de atención a la Administración central para que las obras comprometidas no adquieran demoras".

Technorati tags: , ,

No hay comentarios: