miércoles, noviembre 09, 2005

¿FRANCIA AL BORDE DEL CAOS?

Arde Francia. Los disturbios continuan y parece que solo la represión se ve como solución al problema.

Es verdad que ante determinadas situaciones de violencia el estado debe mostrar su fuerza y su autoridad, pero dejando trabajar a la policia, los políticos y los ciudadanos deben pararse a pensar en que ha fallado para que suceda algoa así.

Los europeos somos dados a despreciar los problemas ajenos, a mirar por encima del hombro algunos hechos que ocurren en el mundo hasta que llega el día en que nos ocurre a nosotros. Jamas pudimos imaginar que en el corazón de Europa pudiera estallar una guerra como la que se vivió en Yugoslavia. Y sucedió. Hemos visto siempre los enfrentamientos tribales africanos como algo de seres poco civilizados, y está sucediendo en Francia algo que puede llevar hasta ahí.

Tampoco conviene despreciar las palabras de Sarkozy, muchas veces son indeseables que se aprovechan de una situación de descontento generalizado para hacer estallar una situación explosiva. Pero no conviene quedarse en la superficie. La situación explosiva existía y por lo tanto deberíamos pensar por que.

Lo que me temo es que ahora el resto de europeos comenzaremos a debatir sobre la bondad o maldad de recurrir a una ley de 1955 muy controvertida, discutiremos si son galgos o son podencos pero no plantearemos la existencia de un problema real. Siempre nos pasa igual.