jueves, septiembre 08, 2005

EL DESASTRE DE NUEVA ORLEANS

Lo sucedido estos últimos días en EEUU es sorprendente. Era dificil imaginar que un pais que es la primera potencia mundial no supiera reaccionar ante el desastre. Pero lo cierto es que así ha sido.

Ahora que las aguas se están calmando, no parece que se calmen los ánimos. Todos opinan, todos critican y todos explican como enfrentarse a estos desastres con mayor eficacia de lo que se ha hecho en este caso.

No quiero defender a la Administración americana, creo que ha cometido muchos errores y que ha gestionado tarde y mal la crisis desatada. Por muchas razones es muy criticable todo lo ocurrido. Pero no debemos olvidar que la fuerza de la naturaleza se ha desatado en este caso sin freno alguno y que frente a eso poco se puede hacer.

Parece que ahora el mundo esta demesotrando su solidaridad. Por muchas razones, el pueblo norteamericano la merece. Así lo pienso a pesar de todo.

Por otra parte ninguno debemos echar en saco roto lo sucedido. En el mundo hay muchos lugares expuestos a que algo así suceda. ¿Es esto aceptable?. Debería discutirse sobre eso. Solo cuando los desastres naturales suceden nos acoradmos de ello, pero en un mundo tan despoblado como el que tenemos no es aceptable que hayamos elegido para nuestros asentamientos lugares con tanto riesgo.

Aquí en España dificilmente ocurrirá nunca algo semejante. Ocurriran otras cosas. La costa mediterranea es un claro lugar de riesgo.

Tras un verano bajo el azote del fuego pensemos en lo anterior. Estados Unidos ha tenido Nueva Orleans, pero aquí, en España, tuvimos Biescas. No son tragedias comparables en su magnitud, pero si en sus causas últimas.

2 comentarios:

Andrea dijo...

No estoy de acuerdo en casi nada, y ¿Cómo está el continente Africano?y ¿Como se vive de bien en el Vaticano?¿Que ayudas humanitarias han mandado desde el Vaticano?

Cualquier parte del mundo, del planeta,es posible una catastrofe natural de semejantes caracteristicas o aun mayores, recuerde que la Administración Bush, no estuvo a favor del Tratado de Kioto...

Un saludo

Arthur dijo...

No entiendo muy bien tu comentario. Todo el mundo merece solidaridad.Creo que intentaré publicar un nuevo articulo sobre el Tema ya que creo que no me he explicado bien.