lunes, abril 25, 2005

BENEDICTO XVI

Ya tenemos un nuevo Papa. El mundo parece preocupado por su edad, su Salud, su ideología. Algunos lo elogian, otros lo critican. Pero creo que pocos le otorgan la posición que realmente ocupa. El Papa es el jefe de la Iglesia Católica y como tal debe comportarse, la Iglesia no es un partido político, no es un Ayuntamiento, no es un parlamento nacional. La Iglesia es la institución que representa una religión. El Papa, no lo olvidemos, representa a una religión y eso no debe olvidar. Podemos estar de acuerdo, más si somos católicos, podemos estar en contra, más si no somos religiosos. Pero el Papa es el Papa y como tal debe ser aceptado.