sábado, noviembre 06, 2004

¿Y AHORA QUE?

Tenemos tendencia a aumentar la trascendencia de las cosas. Imaginamos amenazas sin cuento, el apocalipsis, el fin del mundo. Después suele no pasar nada.

Europa había apostado por Kerry en las pasadas elecciones, pero Kerry ha perdido. ¿Acaso se van a tambalear los cimientos de la civilización occidental?. Sin duda no.

Debemos comenzar a relativizar lo que sucede a nuestro alrededor. Estamos en la sociedad de la información y recibimos mucha más de la que podemos procesar. Saber cosas que no entendemos nos asusta, pero debemos vivir con ello. Adaptarnos a los tiempos que vivimos.

También yo escogí a Kerry como mi candidato, pero, ¿que más da?. Alguno puede pensar seriamente que las cosas iban a ser muy diferentes. No pretendo decir que todo es igual, que da lo mismo el resultado, ni mucho menos, pero tampoco supondrá el caos.

En este mundo nuestro debemos relativizar las cosas, dar a todo la trascendencia y el valor que realmente tiene. No debemos poner el carro delante de los bueyes porque dificilmente podremos avanzar.


No hay comentarios: